Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

  • La construcción subjetiva de lo masculino, tanto para los hombres como para las mujeres,

    ... lo que encubre, sus discontinuidades y ambigüedades, su complejidad y sus carencias como formulación acerca del ser. Tras la pretendida naturalidad de una supuesta esencia masculina están las brechas entre las realidades subjetivas y los estereotipos culturales, las cuales se traducen en tensión, desencuentro, conflicto, vacío existencial y patología. Abordamos el revés de la masculinidad, entendido como su reverso y también como su fracaso.
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 373 seguidores

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

En el tejido de la violencia

Posted by Antonio Pignatiello Megliola en junio 29, 2015

Reticulárea. Gego 1969

Reticulárea. Gego 1969

La violencia se ha vuelto cotidiana y se ha convertido en motivo de sufrimiento en todos los ámbitos de la sociedad venezolana. La comprensión de tal realidad y la propuesta de salidas requieren que tengamos en cuenta sus vinculaciones a la construcción de la masculinidad. Como agresores y también como víctimas, los varones son protagonistas de graves problemas sociales y de salud pública asociados a hechos violentos.

La violencia no existe por sí sola ni se reduce a un conjunto de hechos visibles, es un tejido de estructuras, procesos y prácticas, una amplia red de interdependencias que involucra vínculos sociales y subjetividades. No hay ningún factor al que por sí solo se le pueda atribuir la causa de la violencia. Ésta, al igual que otras realidades humanas, es resultado de una combinación de factores predisponentes y desencadenantes anudados en posiciones subjetivas. La violencia es una realidad que responde a múltiples causas, debemos abordar su complejidad desde múltiples perspectivas y con múltiples conocimientos.

Bajo estas premisas les propongo aproximarnos a las relaciones entre la violencia y la construcción de la masculinidad. No les planteo una relación causal que excluye otras, pero sí tener presente que la ligadura entre masculinidad y violencia no es circunstancial ni se reduce al papel protagónico de los hombres en los hechos violentos. La construcción social y subjetiva de la masculinidad incide en la producción de la violencia a través de procesos que se encuentran naturalizados, legitimados e invisibilizados. Esta visión no nos dará una explicación final de la violencia,  pero es una perspectiva necesaria de la que no debemos prescindir en el análisis de cualquiera de sus formas.

Podemos plantearnos el análisis de la violencia y el ejercicio del poder como parte de la construcción de la masculinidad dentro del modelo cultural hegemónico en nuestra sociedad. Muchas de las acciones en respuesta a la violencia soslayan esto e incluso legitiman valores y prácticas que la promueven como un modo de vida para reafirmar imposturas de virilidad. El asunto nos interesa más allá del contexto clínico, tiene relevancia en la acción de docentes, comunicadores, profesionales de la salud, líderes de comunidades religiosas y organizaciones políticas, madres y padres. Tenemos que resignificar la violencia a partir de sus vínculos con la construcción de lo masculino, sea que nos ocupemos de violencia intrafamiliar, de pareja, escolar, laboral, policial, delincuencial, carcelaria, bélica o política.

RVEM 43Las líneas anteriores son extractos del artículo El tejido de la violencia en el revés de la masculinidad publicado a finales de 2014 por la Revista Venezolana de Estudios de la Mujer. Este trabajo continúa y profundiza los temas abordados en anteriores publicaciones del blog como Ocultos detrás de la ira y Ganar la libertad de renunciar. Puede ser un recurso útil para promover la reflexión,  sustentar investigaciones y concebir vías de transformación individual y colectiva. Agradezco al Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela por darle cabida a este tema en su revista semestral.

 

Pignatiello, A. (2014). EL TEJIDO SUBJETIVO DE LA VIOLENCIA EN EL REVÉS DE LA MASCULINIDAD. Revista Venezolana De Estudios De La Mujer, 19(43). Consultado de http://saber.ucv.ve/ojs/index.php/rev_vem/article/view/7981/7891

Posted in Género, Masculinidad, Relaciones de poder, Salud, Uncategorized, Violencia | Etiquetado: , , , | 8 Comments »

Presentación del revés de la masculinidad

Posted by Antonio Pignatiello Megliola en abril 7, 2011

De Sica, 1948. Ladri di biciclette

Un padecer de la masculinidad está presente en la vida de mujeres y hombres. Depresiones encubiertas, enfermedades cardiovasculares, adicción al trabajo, el alcohol u otras drogas son algunas de sus expresiones en los varones. Realidades sociales, familiares e institucionales, así como las que abordamos en el trabajo clínico nos muestran malestares y consecuencias de un hacerse hombre bajo el dominio de imperativos culturales que legitiman y naturalizan la violencia como elemento que define la masculinidad.

Como agresores la mayoría de las veces, otras también como víctimas, los varones son protagonistas de graves problemas sociales y de salud pública regidos por la violencia. Tenemos así la que ejercen contra mujeres, niños y niñas, la que se presenta en el ámbito laboral o escolar, la violencia delincuencial y carcelaria, y aquella que se ejerce contra hombres que difieren de los estereotipos viriles. No podemos dejar de mencionar la exposición de los hombres a situaciones de riesgo y los suicidios como expresiones autodestructivas del ejercicio de la violencia.

Frente a tales realidades es indispensable una aproximación que ponga en evidencia la manera en que la violencia y el ejercicio del poder se han hecho parte de la construcción de la masculinidad dentro de un modelo cultural hegemónico. Podemos constatar que esta dimensión suele ser soslayada en gran parte de los discursos y acciones que se emprenden; tal soslayo responde a ideologías que impiden asociar lo masculino con algo que no anda bien, un malestar o una queja.

Sin embargo, no es suficiente concebir las relaciones entre masculinidad y violencia sólo como la realización de un modelo cultural, es preciso considerar las estructuras y procesos subjetivos implicados. Proponemos problematizar lo masculino que usualmente es tomado como lo que está a la vista, tiene un color definido, es lineal, unívoco y simple en su esencia; no hay un universal masculino del que los varones serían los representantes. Problematizar la construcción subjetiva de lo masculino, tanto para los hombres como para las mujeres, desde lo que encubre, sus discontinuidades y ambigüedades, su complejidad y sus carencias como formulación acerca del ser.

Desde esta perspectiva, ponemos en entredicho la pretendida naturalidad de una supuesta esencia masculina para hacer ostensibles las brechas entre las realidades subjetivas y los estereotipos culturales, las cuales se traducen en tensión, desencuentro, conflicto, vacío existencial y patología. Abordamos el revés de la masculinidad, entendido como su reverso y también como su fracaso.

Escuchar la realidad del sujeto nos da la oportunidad de acceder al malestar acallado para abrir vías de cambio subjetivo y social que desliguen la masculinidad del ejercicio de la violencia y el poder, creando nuevos modos de vida y formas de relación.

Posted in Género, Masculinidad, Psicoanálisis, Relaciones de poder, Terapéutica psicoanalítica, Uncategorized, Violencia | 9 Comments »