Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

  • La construcción subjetiva de lo masculino, tanto para los hombres como para las mujeres,

    ... lo que encubre, sus discontinuidades y ambigüedades, su complejidad y sus carencias como formulación acerca del ser. Tras la pretendida naturalidad de una supuesta esencia masculina están las brechas entre las realidades subjetivas y los estereotipos culturales, las cuales se traducen en tensión, desencuentro, conflicto, vacío existencial y patología. Abordamos el revés de la masculinidad, entendido como su reverso y también como su fracaso.
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 340 seguidores

Bienvenida al revés de la masculinidad

Posted by Antonio Pignatiello Megliola en mayo 22, 2011

De Sica, 1948. Ladri di biciclette

Recibe mi bienvenida a este sitio virtual para el diálogo y la reflexión acerca de la fenomenología de la masculinidad en base a una aproximación psicoanalítica. Inicialmente planteé el revés de la masculinidad como tema de un seminario iniciado el 30 de marzo de 2011. Este seminario se desarrolla actualmente en sesiones semanales donde se discuten lecturas y ejemplos clínicos. La idea de crear un blog surgió inicialmente como respuesta a solicitudes de personas que desean acercarse a los contenidos del seminario pero no pueden asistir a las reuniones. Una vez emprendida la tarea encontré que la propuesta de abordar el revés de la masculinidad tiene un alcance que va más allá de los contenidos del seminario. En este espacio haré reseñas de esos contenidos, como se leerá en los próximos posteos, pero también me gustaría tener un intercambio abierto a cualquier persona que reconozca la relevancia de interrogar la construcción subjetiva de la masculinidad. Este intercambio podrá continuar una vez concluido el seminario con nuevas preguntas, aportes y lecturas. Asumo que muchas personas se han planteado una problematización de lo masculino desde su experiencia, les invito a participar en este sitio virtual con sus inquietudes, reflexiones y comentarios.

 Nuestro diálogo estará abierto a los encuentros que surjan de los aportes recibidos. Con el fin de poner algunas ideas en el tapete, comparto con ustedes una sinopsis de contenidos que presenté al comienzo del seminario.

 1.- La carencia de ser en la masculinidad y la impotencia que dejan los intentos de definirla. Asumir la imposibilidad de un referente nos sirve como premisa para cuestionar certidumbres arraigadas tanto en la cultura como en psicoanálisis. La organización social de la masculinidad y su producción subjetiva son modos de suplir una ausencia de ser.

2.- La masculinidad está hecha de relatos, en ellos podemos identificar pluralidad de mitos y estructuras. La realidad masculina como producción subjetiva, lo masculino en la producción de subjetividades. Las formaciones sintomáticas, posiciones fantaseadas y construcciones pulsionales con las que se hacen los hombres. La fallida aspiración de encontrar la esencia masculina en la ficción del padre y la anomalía del falo; las implicaciones de esa falla en las relaciones con las mujeres, las familias, la sexualidad, el trabajo o la salud.

3.- Masculinidad y poder en la realidad del sujeto. Las estructuras y procesos subjetivos que le dan al poder consistencia de objeto y de referente en la producción de masculinidades. Lo masculino se construye en una relación de pose y posesión respecto al poder, pero tal relación no es unívoca, tiene inconsistencias y deja carencias de las que puede emerger un cambio en la posición subjetiva

4.- La producción de la violencia como modo de vivir la masculinidad y pretender darle significado. En ello entra en juego la inscripción del principio de realidad, la afirmación narcisista, la degradación de lo femenino, la valoración fálica de la violencia, la hipertrofia de las emociones ligadas a la agresión, las pulsiones apuntaladas en el ejercicio de la violencia y el poder.

5.- La patología de la normalidad: obsesión, paranoia y psicopatía como modalidades clínicas de la articulación entre masculinidad, poder y violencia. El fracaso en las imposturas de lo masculino se traduce en conflicto y malestar que padecen el sujeto y los otros. El malestar en la masculinidad como síntoma social.

6.- Una terapéutica psicoanalítica que atienda a los escollos que plantea la construcción subjetiva de la masculinidad. Los principios y las vías de la praxis que ayude al sujeto a desprenderse de una masculinidad constituida como sistema de defensas frente a la pérdida, la fragilidad y la ambigüedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: